¿Cómo construir un portafolio UX?

Photo by Ben Kolde on Unsplash

Al momento de hacer el portafolio tenemos muchas dudas: dónde hacerlo, qué poner, cómo estructurarlo, etc. Al abrumarnos, empezamos a procastinar, el portafolio se va posponiendo y después, cuando lo necesitamos, estamos a última hora realizándolo y nos enfrentamos a la mismas dudas que al principio.

Con el paso del tiempo, con el fin de actualizar mi portafolio, he ido recopilando información que me ha ayudado a aclarar el cómo hacerlo y a aterrizar el contenido, la cual estoy muy feliz de compartirla. ¡Espero que les sirva!.

¿Dónde hacer tu portafolio?

  • Hay muchas plataformas, las más comunes son Behance, Dribble, Squarespace, Wix, Adobe Portfolio, Wordpress, etc. Hoy en día he visto algunos en Notion y Figma, no hay restricciones. También hay personas que optan por un PDF, pero debo decir que muchos de los sitios a los que postulamos piden un portafolio online. Te recomiendo hacer una investigación a cada una de las plataformas y elegir la que más se acomode a tus necesidades.

¿Qué es lo que se recomienda tener en un portafolio?

  • Debe tener de 1 a 3 proyectos. He visto portafolios hasta con 5 proyectos, pero no recomiendo más que eso.
  • Deberían estar en orden del más reciente o el proyecto del que más sientas orgullo o que haya generado más impacto. Generalmente las personas reclutadoras miran el primer proyecto, es por eso, que debes elegir muy bien cuál ocupará ese lugar.
  • Los proyectos deben enfocarse al rol que desees ejercer. Si quieres ser UI Designer, y no UX Researcher, no deberías poner proyectos de research.
  • No es recomendado mezclar tipos de proyectos, ya que podría ser confuso. Lo ideal es que tu portafolio esté enfocado en el área en el que deseas desarrollarte. Si quieres agregar otro tipo de proyectos, puedes agregarlo separándolo en otra categoría/sección.
  • Escribe una pequeña intro al principio de tu sitio/portafolio, y luego muestra los casos de estudio. Una definición de quién eres en 1 o 2 líneas es suficiente, y si las personas reclutadoras quieren saber más de ti, irán a la sección “Sobre mí”.
  • Una sección “Sobre mí” donde puedes explayarte más sobre quién eres como profesional, cómo ha sido tu journey en el diseño, etc.
  • Pon los links de tus redes sociales de Linkedin, Medium, Instagram, Twitter, etc. Toda red social que esté relacionada a tu rol como diseñador o diseñadora.
  • Tu portafolio tiene que verse bien, entenderse, ser legible y mantener un estilo visual. Puedes aplicar tus conocimientos de UX para construirlo, pensar quiénes son los usuarios de tu portafolio, y construirlo acorde a aquello.

¿Cómo debe ser un caso de estudio?

  • Corto. Las personas reclutadoras toman entre 1 a 3 minutos en ver un caso de estudio. ¡Algunas personas dicen que sólo unos segundos!.
  • Documenta todo, desde que comienzas el proyecto hasta el final. Esto te ayudará para cuando tengas que hacer el caso de estudio. Siempre es bueno preguntar donde trabajas si puedes agregar el proyecto a tu portafolio. Es una muestra de respeto, pero también así evitamos cualquier problema legal.
  • No dar demasiado detalle del proyecto. Las personas reclutadoras quieren saber cómo se desarrolló el proyecto en general para después llamarte y saber más de él. Guarda los detalles para la entrevista, y así, cuando tengas que presentar tu proyecto, puedes sorprender con información nueva.
  • Debe ser “storytelling”, hay que contar una historia desde principio a fin, y tratar de mantener entretenida a la persona que lee. Debe ser fácil y agradable de leer, ser amigable, pero profesional.
  • Mantenlo simple, evita palabras muy técnicas como también modismos. Revisa los errores ortográficos y gramaticales (una gran ayuda es pedir feedback y leerlo en voz alta).
  • Usa bloques de textos, son fáciles de leer. Resalta palabras, esto lo hace escaneable y ayuda a la persona por si tiene poco tiempo para ver tu caso de estudio.
  • Incluye apoyo visual, esto ayuda a la lectura y lo hace mucho más agradable de ver… “Show more than tell”.
  • También recuerda el buen uso de los espacios en blanco, están ahí para tener mejor legibilidad, pueden usarse para guiar la lectura, dar descanso visual, separar secciones, etc… Son necesarios.
  • Revisa que todos tus links funcionen, ya sea del prototipo, de tus redes sociales, o cualquier link que tengas.
  • No sólo debes preocuparte de tu portafolio en versión “desktop”. Revisa si se ve bien desde “mobile”, hoy en día muchas personas revisan portafolios en distintas circunstancias.

¿Cuál es la estructura de un caso de estudio?

Intro

  • Al principio, una imagen que esté relacionada con el proyecto. Mostrar el producto final es una buena idea, así la persona reclutadora tiene desde ya una idea de qué se trata el proyecto.
  • Nombre del cliente, título del proyecto y contexto de éste. Puede ser un párrafo corto que cuente de qué se trata, cuál es el problema que abordan y cuál fue el resultado (en modo resumen). Los detalles van después, esto sirve para captar la atención y que sigan leyendo tu proyecto.
  • Cuál fue tu rol en el proyecto, año en que lo realizaste, la duración de éste y las herramientas que utilizaste para desarrollar el proyecto. Estas últimas ayudan a ser el “perfect match” en empresas que usan softwares específicos. Honestidad ante todo, no te adjudiques roles que no hiciste. No es ético, y si tu plataforma lo permite, puedes dar créditos a tus compañeros y compañeras de trabajo. Ojo, siempre es bueno mostrar que participaron en un proyecto multidisciplinario, de eso se trata del UX, ¿no?.
  • El Problema: Describe por qué es importante, cuál es el problema y por qué decidieron hacer un proyecto como este. Puedes agregar algún descubrimiento de tus usuarios (como general, el detalle viene después). También puedes hablar de algún problema de negocio que estén teniendo o qué preguntas/hipótesis se hacen respecto al problema.
  • Objetivo del proyecto: Cuáles son los objetivos de negocio que se esperan al terminar el proyecto, qué métricas se esperan tener como resultado, cuáles definirían el éxito del proyecto, etc.

Proceso:

Esto depende de qué cosas has hecho, si te tocó estar de principio a fin, lo tomaste de algún punto, o te tocó desarrollar sólo un área. Pero más o menos, un proyecto de UX completo aborda desde el descubrimiento hasta la solución, y es más o menos así: … Pero antes recuerda, ¡El proceso es lo más importante, y cómo lo cuentas más aún!

  • Research: Acá puedes usar uno o más metodos de investigación, puedes hacer encuestas, entrevistas, análisis competitivo, investigación de escritorio, etc. Un libro que recomiendo para esta fase es “Just Enough Research”. Del resultado de tu research salen los arquetipos de personas, los journey maps, y más.
  • Exploraciones: Acá puedes mostrar tus flujos de usuarios, ideas, sketches, paper prototypes, wireframes, mockups, etc. La idea de esta parte es mostrar cómo has ido explorando el proyecto, y cómo este ha ido iterando a medida que has trabajado en él. El usability testing juega un rol importante en esta sección, ya que trae descubrimientos interesantes y puede provocar que el proyecto de un giro de un momento a otro. También nos ayuda a saber si lo que diseñaste está siendo entendido por las personas usuarias y si estás cumpliendo los objetivos.
  • Diseño final: Siempre es bueno mostrar el diseño final después del proceso para ver y entender el resultado, donde explicas las decisiones que tomaste para llegar a esta etapa con ese diseño y cómo cumple el objetivo que planteaste al principio del proyecto. No es necesario mostrar todo el resultado, con unas pantallas basta y puede ir acompañado de un prototipo, un video, etc.

Conclusión

  • Aprendizaje: En el aprendizaje puedes hacer una retrospectiva de qué obstáculos tuviste mientras realizabas el proyecto y cómo los superaste, si el proyecto tuvo que cambiar en algún punto, el por qué y qué hiciste, etc.
  • Resultados: En los resultados puedes hablar sobre métricas, cómo el resultado coincide con el objetivo del proyecto, cuál fue el impacto, cómo tus diseños influenciaron a los stakeholders, cuál fue la recepción de tus usuarios ante el producto terminado, etc… Los KPIs son clave.

Es bueno saber que en todo el proceso del caso estudio, no es necesario utilizar todas las herramientas. Usa las que más te sirvan para explicar el cómo y por qué hiciste lo que hiciste, pero cuenta el proceso. Y cuando lo termines, compártelo y pide feedback, hay muchas personas dispuestas a darte una mano y siempre es bienvenido otro punto de vista. Recuerda que en nuestro proceso como UX, todo es iterativo, y tu portafolio también lo es.

Y como último tip, si no sabes por dónde empezar, un word es de mucha ayuda. Escribe las secciones, los títulos y deja tus apuntes. Leélo una y otra vez hasta ir puliéndolo cada vez más, y luego, puedes llevarlo a la plataforma que deseas… ¡El cómo contar el proceso es lo más importante!

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda, y si tienes otro tip, ¡te invito a dejarlo en los comentarios!